Testimonio de Matrimonio Bosque

Me gustaría recalcar que tenía una predilección por atender enfermos. Los agarraba por su cuenta y no los soltaba hasta mandarlos en línea directa al cielo.

Recuerdo cuando a mi papa lo tuvimos enfermo por una muy larga temporada, llegaba a su casa, vacilaba con él, lo confesaba y le llevaba la comunión con mucha frecuencia, si no era diario.

Cuando falleció, llego a casa de mis papas antes que algún familiar y estuvo rece y rece alrededor de su cama con mi mama, hijos, hijos políticos y nietos pues nos decía que lo último que perdían era el oído.

Tuvo una atención espiritual a mi papa, gracias al P. Javier, que cualquier persona la hubiera querido.

Si se puede decir que un funeral es bonito, así fue. Muy cercano, muy fervoroso y con las palabras de aliento para cada uno de nosotros.

Puedo enumerar varios de mis tíos a los que les dio esta misma atención espiritual. No sé de donde sacaba tiempo, pero que yo me daba cuenta, atendía a la vez, muchísimos enfermos.

Nos dio tantas cosas bonitas a los Bosque, como familia, que no acabaría en un libro entero.

GRACIAS, P. Javier!

QEPD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s